Seguidores

lunes, 21 de abril de 2014

Los Húsares de Nuñez y las partidas del Comandante Molina

Avanza la vanguardia inglesa
En 1807, durante la segunda invasión inglesa, la primera unidad en enfrentar al enemigo en esta banda del Río de la Plata fue el 3º Escuadrón de Húsares conocidos como los Húsares de Nuñez. Los antiguos relatos cuentan que al iniciar la marcha desde Barragán hacia Quilmes, hubo un primer combate que obligó a los ingleses a retrasar su partida, pero no fue el último. Acá va el relato de uno de tantos combates que tuvieron lugar durante la larga y penosa marcha de los ingleses sobre Buenos Aires. 
Gower y Lumley conducen a la vanguardia
Los paisanos de Molina enfrentan a los ingleses
Según los relatos de la época, cuando la vanguardia inglesa, al mando del Grl. Lewison Gower, marchaba por los campos bonaerenses encolumnada y precedida por el 95th de Rifles se encontró con algunas partidas de vecinos que le salieron al cruce.
El Comandante Marcelino Molina
Algunos dicen que esas partidas fueron reunidos por el legendario Comandante Marcelino Molina, hombre de los pagos de Ensenada, medio pariente de los Ortiz de Rozas y padrino del mayor de los hijos de don León, que se llamaba Juan Manuel y que por entonces se había unido a los Migueletes.
El encuentro tuvo lugar en un paraje a una legua de Ensenada, donde se levantaban unos montes de talas y chañares. Allí se emboscó una fuerza formada por los Húsares de Nuñez y por dos partidas al mando del mentado Comandante Molina. Los paisanos se desplegaron detrás de un monte de talas que interrumpía la marcha de la columna enemiga y los Húsares se ocultaron tras el monte de chañares ubicado sobre el flanco derecho de los ingleses.
Las partidas de Molina abrieron fuego con sus trabucos, mosquetones y pistolas sorprendiendo a los ingleses que rápidamente desplegaron al 95th en orden abierto para desalojar a los paisanos y seguir la marcha. Los ingleses no sufrieron bajas y abrieron fuego con sus rifles pero  tampoco pudieron acertar en los criollos emboscados en los pajonales y en el monte.

Pronto recrudeció el tiroteo y cayeron heridos algunos paisanos pero los criollos no retrocedieron. Los  ingleses avanzaron y al acercarse sufrieron algunas bajas pues las armas de los paisanos aunque viejas y de poca precisión, de cerca resultaban efectivas.
Los Húsares de Nuñez emboscados tras el monte.

En ese momento se escuchó un vibrante toque de clarín y salieron de atrás del monte de chañares los Húsares de Nuñez, que atropellaron a los Rifles y obligaron a formar en cuadro a las tropas de línea que marchaban detrás, mientras los trenes de artillería rápida y casi desesperadamente maniobraban para alejarse del peligro de la caballería. Se había roto el orden de la columna de la vanguardia y un completo desorden se había apoderado de la fuerza inglesa.
La infantería de línea inglesa forman cuadro y la artillería trata de huir
Las acciones terminaron tan rápidamente como habían comenzado, las partidas del Comandante Molina desaparecieron detrás de los árboles y los Húsares, después de sablear a diestra y siniestra a los ingleses, también se retiraron llevándose consigo a sus heridos y dejando detrás algunos caballos muertos.
Se retira la gente de Molina
Se retiran los Húsares de Nuñez
El sol se ocultaba en el horizonte y los ingleses tardaron en volver a reorganizarse, no pudieron avanzar ni media legua cuando debieron detener su marcha para vivaquear y pasar la noche. Entre el terreno inundado, el desconcierto al carecer de baqueanos y las continuas emboscadas, Buenos Aires empezaba a parecer inalcanzable para los invasores. 
Los ingleses reinician la marcha
Nota:
hay documentación de la época que atestigua que los Húsares de Nuñez fueron los primeros en enfrentar al enemigo, del mismo modo se sabe que partidas de paisanos lo hostigaron en las primeras leguas del camino hacia Buenos Aires, el resto del relato solo son mentas escuchadas en algún fogón...

12 comentarios:

  1. Remarquable! Un superbe article, le texte est très bon, les photos superbes, tout comme les figurines...j'aime beaucoup les hussards de Nunez. Merci pour cette page d'histoire, inconnue de moi jusqu'alors.
    Salutations de France,
    Phil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merci beaucoup, cher Phil, pour vos aimables paroles. La scène est une reconstitution de escarmouches qui ont eu lieu au cours de 50 kilomètres qu'ils avaient à l'anglais, d'où ils ont atterri Barragán (près de l'actuelle ville de La Plata) à Buenos Aires. Mais je dois avouer un secret: le commandant Molina sais pas s'il avait existé. C'est une blague à un ami à moi, un professeur d'histoire, appelé justement Marcelo Molina, qui a sa maison est près de Barragan et partage notre passion pour les jeux de guerre. Salutations cordiales, Carlos

      Eliminar
    2. Como Jefe del Grupo de Recreacion Historica Husares Infernales", que recrea a los viejos Husares de Nuñez, felicito al autor de este trabajo por lo detallado e interesante. Segun el Parte militar del capitan Vicente Lima, jefe de la 3ra Compañia del Escuadron de Husares, los primeros combatess se desarrollaron en lo que hoy seria Hudson, Partido de Berazategui, a orillas del arroyo Las Conchitas, en el cruce de lo quwe hoy seria Camino General Belgrano.
      Saludos
      GUILLERMO BROCCHINI
      Jefe de Escuadron
      HUSARES INMFERNALES DE QUILMES

      Eliminar
    3. Muchas gracias por sus palabras Guillermo. Esta historia inspirada en los relatos de la época que Ud. tan amablemente precisa en su amable mensaje, tiene como protagonista a un supuesto antepasado de un criollo amigazo y profesor de historia de los pagos de Barragán también modelista y apasionado de los juegos de guerra. Para ir empezando a terminar quisiera decirle que visito regularmente su sitio en Facebook y allí he conocido a los Infernales de Quilmes. Permítame felicitarlo por el importante trabajo de conservación de la memoria de la Patria que hace Ud. con sus Húsares. Su tarea es admirable ya que va mucho mas allá de la simple recreación histórica, de suyo interesante y valiosa, sino que se adentra en el tiempo para recuperar los valores que defendieron los Cuerpos de Voluntarios Urbanos origen de nuestra Patria. Hasta pronto y permitame estrecharlo en un abrazo argentino. Carlos Piñero

      Eliminar
  2. Me gustó mucho el reporte Carlos y me parece fabuloso el terreno. ¿Como lo hiciste?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El terreno lo hice con una base de tela de peluche color verde musgo a la que recorté, pinté en tonos diversos de verde y amarillo y finalmente le hice unos claros que terminé con café+arena para simular el suelo desnudo. Es un paño de 120 x 120 cm, tengo otro de 60 x 60 cm y todavía tengo que hacer mas para completar la mesa de 300 x 180 cm. Me alegro mucho que te haya agradado. Saludos cordiales.

      Eliminar
  3. Hola Carlos, la verdad: ¡Me encantó el terreno!
    Me pareció que era esto que me comentas, ¿Es lo que llaman "fur terrain, no? He visto algunos ejemplos que me han gustado, pero el tuyo está fantástico.
    Para mí el terreno, o mejor dicho, la relación entre el terreno y las miniaturas, es muy importante. Estoy siempre buscando la forma de lograr un buen sistema de terreno para juego de guerra. Creo que tiene mucho que ver también la escala de las figuras: cuanto más grande es la figura, más fácil es integrarla al terreno (me parece).
    Tan importante es para mí este tema, que tengo parado un proyecto de Napoleónicos en 15 mm, porque no encuentro un sistema de terreno que les haga justicia.
    He hecho mil pruebas, lo último que hice (buscando un efecto parecido al que vos lograste) fue unas pruebas con toalla teñida, que luego pinté con acrílicos. La verdad, no me convenció mucho, acá hay unas fotos:
    https://www.flickr.com/photos/cesar_paz/sets/72157635394910587/
    De vuelta: muy, muy bueno tu terreno y además me alegro que hayas retomado el tema de las invasiones Inglesas.
    Saludos, César

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente es el "fur terrain". Comparto completamente tu concepto sobre la relación del terreno con las figuras, por eso para los 15 mm (mi escala preferida sobre todo los de Anthony Barton AB Miniatures) son muy adecuados los paños que se usan para ferromodelismo y que yo uso actualmente para los 28 mm pero para ese tamaño parece un poco una "cancha de golf". Muchas gracias por tus comentarios y sigamos en contacto ¿probaste el programa de juego napoleónico?

      Eliminar
  4. Hola
    Excellent battle report and I love the figures and terrain.

    ResponderEliminar