Seguidores

miércoles, 30 de diciembre de 2015

La guerra de la Vendee

Este Blog, pretende recordar cosas que pocos recuerdan y uno de los acontecimientos mas épicos y menos recordados es el glorioso levantamiento de la región de la Vendee contra la cruel revolución de 1789.
He visto, hace muchos años ya, algunos escenarios inspirados en los combates sostenidos por los bravos campesinos dirigidos por sus nobles contra el poderoso ejército republicano, para esos escenarios se usaron figuras Wargames Foundry de civiles revolucionarios para representar a los campesinos de la Vendee y no he podido encontrar desde entonces otros escenarios similares ni tampoco figuras que representen a los sublevados.
Acá se publican unas láminas de manufactura ingenua pero muy ilustrativas sobre ambos bandos enfrentados. Tal vez resulten útiles para quienes quieran rememorar las heroicas batallas libradas por los valientes habitantes de la región de la Vendee
Antecedentes
La revolución que estalla en 1789 inicia una creciente hostilidad a la Iglesia, que acabó por desembocar en esta guerra, en el contexto del periodo revolucionario. En 1790 se vota la constitución civil del clero, que a grandes rasgos se encargaba de hacer que el clero pasara a ser un empleado del estado; ya no dependían del Papa, y los obispos y sacerdotes serían elegidos por el pueblo, además las diócesis cambiarían su delimitación y ahora el gobierno se encargaría de hacerla. Se ordenó que obispos y sacerdotes la juraran, pero la gran mayoría no lo hizo, de 160 obispos solo 7 aceptaron jurarla. De aquí se derivaron los términos "juramentarios" para todos aquellos clérigos que juraron la constitución, con su correspondiente cisma y "refractarios" para los clérigos que la rechazaron. A partir de 1791 recrudeció el odio hacia los sacerdotes refractarios y muchos de ellos fueron guillotinados. Hacia 1793 se empezaron a cerrar iglesias, descolgar campanas, cambiar el nombre de las ciudades que tenían nombre de santos, se prohibió la educación cristiana en las escuelas y se promulgó una ley que condenaba a muerte a los sacerdotes refractarios. El 21 de enero de 1793 guillotinan al rey Luis XVI y esto provocó alzamientos contrarrevolucionarios, simultáneamente el nuevo régimen inició campañas agresivas contra casi toda Europa y para ello instituyó la conscripción para reclutar 300.000 jóvenes.
El levantamiento
En la región de la Vendee, profundamente cristiana, existía un gran rechazo a un gobierno que guillotinó sacerdotes, monjas, religiosos y al mismo rey, por eso cuando también pretendió reclutar soldados para expandir la revolución, se produjo el levantamiento. Así surgió el Ejército del Sagrado Corazón de Jesús, este nuevo ejército llevaba dicha imagen en tela roja, con las iniciales de Jesús y María en sus camisas, chalecos, sombreros. La vida en el ejército vandeano era muy distinta a uno normal, los soldados avanzaban rezando el rosario, el himno que tenían era el Vexilla Regis, buscaban la confesión y se arrodillaban ante las cruces. Perdonaban a los prisioneros y se mostraban misericordiosos con todos.

Uno de los mayores méritos que tuvo este ejército fue la unidad en la diversidad de orígenes, en él había obreros y campesinos, pero también nobles que, con su experiencia y conocimientos militares, condujeron a la batalla a la gente sencilla que vivía alrededor de sus propiedades.  Encontramos entre ellos a Maurice D’Elbèe, llamado el general de la Providencia, que venció en Coron y Beaulieu. L'Armée Royale et Catholique alcanzó resonantes victorias como la segunda batalla de Fontenay-le-Comte librada el día 25 de mayo de 1793. El combate comenzó con el ataque de la división de Bonchamps, formada por las mejores tropas de los sublevados, que estaban, armados con fusiles y con uniformes del ejército regular. El centro del ejército republicano no pudo resistir, entró en pánico y huyó. Finalmente gran parte de los republicanos acabaron por rendirse y los restantes se refugiaron en Niort. Tras una hora de combate los vandeanos conquistaron la ciudad. Según el relato de los sepultureros locales, el número de republicanos muertos fue de 64. Los vandeanos se hicieron con un gran botín, recuperaron las armas perdidas en la primera batalla de Fontenay-le-Comte, incluyendo el famoso cañón Marie-Jeanne y 5.000 fusiles. También liberaron 80 compañeros que habían sido capturados en la primera batalla, muchos de los cuales habían sido condenados a muerte. Respecto de los 3.250 republicanos capturados  fueron desarmados y liberados después de jurar no volver a luchar contra los vandeanos. Esta generosidad de los vandeanos sería, a la postre, una de las causas de su derrota, pues los republicanos nunca mantuvieron sus promesas y con engaños y traición finalmente aplastaron la sublevación. Pronto  comenzaron las represalias contra la región de la Vendée. El General Turreau y del general François Amey, se dividieron la región en doce zonas, a cada zona correspondería una columna militar, que serían conocidas como las columnas infernales, y su misión consistió en destruir todo (casas, bosques, aldeas enteras, sembrados, iglesias, etc.) y asesinar mujeres, niños y hombres de manera indiscriminada. El balance final fue de mas de 100.000 muertos según los historiadores liberales, favorables a la Revolución, pero la cifra mas probable está mas cerca de los 200.000 muertos.
Conclusión
En 1986, Reynald Secher publica La Vendée-Vengé, Le génocide franco-français, obra en la que hace el balance de la represión del levantamiento de la Región de la Vandee, mediante la relación entre los nacimientos en los años 1780 y las de los años 1800 y considerando las destrucciones y reconstrucciones. A partir de estos datos, explica en su conclusión que está convencido de que las matanzas cometidas durante la guerra de la Vandee constituyen un genocidio, pues también había una voluntad genocida por parte de los republicanos. Para fortalecer su hipótesis, retoma la palabra "populicidio" citada por Babeuf, del que reedita el texto con un nuevo título.
La tesis de Reynald Secher fue retomada y apoyada por el prestigioso Pierre Chaunu, profesor emérito de la Universidad Paris IV, que formaba parte del jurado ante el que el joven doctorando presentaba su tesis, en un artículo aparecido en La Croix el 29 de junio de 1986.
Otros historiadores utilizaron el término "genocidio" para definir las masacres cometidas durante la guerra civil en el campo republicano. Se puede citar a Jean Tulard, Emmanuel Le Roy Ladurie o Stéphane Courtois, director de investigación en el CNRS, especialista en historia del comunismo. 
Cada vez más historiadores hablan de rebelión de la Vendee de 1793–1796, como el "Primer Genocidio de la Historia Moderna". En él, los jacobinos pusieron en práctica lo que se puede considerar un ensayo general de "solución final".
El resultado de todo esto fue el reconocimiento del martirio de los habitantes de la Vendée como símbolo de fidelidad a Cristo y a su Iglesia. Tuvieron el valor que muchos no tuvieron, dieron el ejemplo a las generaciones futuras y honraron el nombre de Francia.
Enlaces de himnos y canciones sobre la epopeya de la Vendee:
SOUVIENS TOI DES VENDÉENS https://www.youtube.com/watch?v=VLwjN4snANU
LA CATHOLIQUE https://www.youtube.com/watch?v=A1JK_47TbZA
LA MARSEILLAISE DES BLANCS https://www.youtube.com/watch?v=VuRJcWaI2EY
VENDÉEN MON FILS https://www.youtube.com/watch?v=WZZWBVX7Q6E
Noticia de último momento:
Finalmente he encontrado a los autores de estas láminas se trata de Jean PAGEOT, que es un especialista en la historia de las guerras de la Vendée y el  ilustrador Jean BRUNEAU. Ambos se asociaron para realizar un  magnífico libro: "Vendée militar" que fue lanzado en 1980 por Ediciones du Bois des Dons.

Fuentes:
Láminas originadas en el libro La Vendee Militaire de Jean Pageot y Jean Bruneau  Ed. du Bois des Dons
J. Tulard, J.-F. Fayard, A. Fierro, Histoire et dictionnaire de la Révolution française, 1789-1799, Robert Laffont, col. Bouquins, 1987
Reynald Secher, La Vendée-Vengé, Le génocide franco-français, PUF, Paris, 1986

jueves, 3 de diciembre de 2015

VI Concurso y Exposición de Modelismo Estático del CAM

La gente del Círculo Argentino de Modelismo (CAM) me ha enviado esta comunicación que reproduzco para el conocimiento de los aficionados que visitan este Blog.
El Círculo Argentino de Modelismo (CAM) tiene el agrado de recordarte la invitación a participar en su VI Concurso y Exposición de Modelismo Estático que se llevará a cabo durante el fin de semana del 12 y 13 de diciembre.
El evento tendrá lugar en la sede del CAM, ubicada en la calle Arias 4745 del barrio de Saavedra.
La matrícula de concurso se ha establecido en $120, sin límite de modelos, en tanto que la participación en la exposición es gratuita.

El acceso al evento es libre y gratuito. Informes  info@camodelismo.com.ar

martes, 3 de noviembre de 2015

¡Se vienen los pampas!

Hace rato que estábamos esperando a los gauchos y a los pampas y ya están acá. Los muchachos del Taller de Miniaturas ya tienen los moldes de los indios y antes de fin de año estarán los de los gauchos. Horacio Falcinelli, wargamer de la Vieja Guardia, coleccionista y modelista, ha tenido la gentileza de enviarme algunas fotos de las nuevas figuras, estos son sus comentarios:
"Aquí te mando dos fotos de un modelo de gaucho para que tengas idea de como van quedando. Tanto la cabeza como el brazo izquierdo van a ser intercambiables, también va a haber otros juegos de piernas con chiripa y calzoncillo cribado fuera de la bota de potro. otro ídem a la foto pero con la bota de potro cerrada (sin que salgan los dedos) y otro par de piernas con chiripa y descalzos.
También te adjunté dos fotos de uno de los indios ,que ya están matrizados, que pintó Fernando para ver que tal quedan. Después que tenga uno de cada uno pintado los voy a subir así podes ver toda la variedad que va a haber (serán uno 12 o 14  calculo).  
Espero que gusten ya que son una rareza para nuestro juegos y escucho todas las criticas ."
 Las figuras, realizadas por Maximiliano Valdéz un excelente escultor, ilustrador y modelador 3D, están a consideración de la afición y, como dijo Horacio, se recibirán todas las opiniones.

Página de Maximiliano :  https://www.facebook.com/maxivcomics

viernes, 30 de octubre de 2015

Regimiento Nº 7 de Infantería

Guillermo Centeno, destacadísimo modelista, ha tenido la gentileza de enviarme fotos de la figura de un fusilero del Regimiento 7 de Infantería que luce el uniforme que muestra la ilustración publicada en el sitio oficial del Ejército Argentino y realizada por Héctor Arenales Solís. 
Se trata de un modelo de 80 mm en kit de resina que fue realizado por Guillermo a instancias del Prof. Marcelo Molina, notable coleccionista y gran amigo.

Breve historia del 7º de Infantería
Su creación se remonta al mes de noviembre de 1810. Se denominaba, por ese entonces, Regimiento de Infantería de Cochabamba, y estaba integrado por hombres oriundos de esa provincia. El Intendente de Chuquisaca, Francisco Rivero, fue designado como su Jefe, con el grado de Coronel.  En junio de 1811, la unidad se designó Regimiento de Infantería Nro 7, y tuvo su bautismo de fuego en Huaqui, el día 20 de junio de 1811, bajo las órdenes del Tcnl Bolaños. Ante la falta de oficiales en la conducción y por la inexperiencia de las tropas frente a un enemigo bien armado y veterano, el Regimiento 7 no pudo sostenerse en sus posiciones y se sumó al repliegue y posterior desbande de las tropas patriotas.  En 1812, por medio de una gaceta ministerial, se anuncian los trabajos de creación de un regimiento de granaderos a caballo y otro de infantería en la Banda Oriental con la denominación de Nro 7.
Fusilero en 1812
El 31 de mayo de 1813, por medio de una resolución de la Asamblea, se recreó en Buenos Aires con la incorporación de esclavos comprados a los vecinos de Buenos Aires el Batallón de Libertos o Batallón Nro 7, al mando de Toribio de Luzuriaga, con el grado de Tcnl.
El batallón contaba también con una plana mayor, cuatro compañías de infantería o fusileros, una de granaderos y una de cazadores.
Granadero en 1813
En 1813, luego de la derrota de Ayohuma en el mes de diciembre, el gobierno de Buenos Aires decidió enviar una fuerza auxiliadora, expedición dentro de la cual se encontraba el Batallón Nro 7. Durante esa campaña, el 7 sufrió la honrosa derrota en Sipe Sipe y nuevamente fue disuelto.

Cuando se organizaba el Ejército de los Andes en 1816 y ante la gran cantidad de esclavos libertos que confluían a engrosar la filas del Ejército Libertador, el General San Martín decidió dividir el Regimiento de Infantería Nro 8 en dos batallones, al más antiguo le otorgó la denominación del antiguo batallón de libertos: el Nro 7 y  puso a su mando al Tcnl Pedro Conde.

Según el Prof. Luqui Lagleyze el Nº7 de los Andes se uniformó de casacas azules sin solapas, con cuello y vivos ganas, faldones con vueltas blancas y sardinetas en el cuello. Pantalones azules y blancos, gorras de suela con cordones y penachos blancos los fusileros, verdes con penachos verdes y granas los cazadores y encarnados con mangas del mismo color los granaderos. Los granaderos recibieron viejas casacas de artillería por lo que sus cuellos y puños llevaban galón amarillo. Los músicos llevaban casacas encarnadas.

Cazador y fusilero del 7 de los Andes
Ilustración de Daniel Pedrazzoli
El 19 de enero de 1817, las compañías de granaderos y cazadores del Nro 7 formaron la vanguardia de la columna del General Soler. Cruzaron la cordillera por el Paso de los Patos, y participaron de los combates de Achupayas, Putaendo, Las Coimas y Guardia Vieja. El 12 de febrero de 1817, se cubrió de gloria en el campo de batalla en la cuesta de Chacabuco. Las compañías de cazadores y granaderos siguieron bajo las órdenes de Soler en el ala derecha y el grueso del Regimiento, bajo las órdenes del General O’Higgins sobre la izquierda. Luego de Chacabuco, al mando de O’Higgins, realizó toda la campaña por el sur de Chile, participando en los combates de Gavilán y Carampague, y en el sitio y combate de Talcahuano. Durante el sorpresivo ataque de Cancha Rayada, se hallaba en la zona más crítica del combate, y respondió con disciplina manteniendo la cohesión.  Luego, en Maipú, tuvo otra jornada de gloria. 
Integró la Expedición Libertadora al Perú, como parte de la 1era División al mando del Grl Las Heras y participó  de la Segunda Expedición a la Sierra al mando del Grl Arenales. En la Campaña de los Puertos Intermedios, el 7 sufrió todos los avatares de la lucha por la independencia de América y, terminada la guerra, quedó en Perú. Finalmente las tropas regresaron a Buenos Aires en barcos fletados gracias al auxilio monetario de la provincia de Buenos Aires y al gobierno peruano que saldó la deuda que mantenía con las tropas libertadoras. 

jueves, 29 de octubre de 2015

Regimiento Nº 1 de Infantería-1810-





Fernando Daniel Pedrazzolli junto con el Prof. Julio Luqui Lagleyze están abocados a la tarea de investigar y difundir la historia militar argentina y ha invitado a los aficionados a la Historia Militar y a los Uniformes Históricos a que vean el video sobre el Regimiento Nº1 Patricios en 1810, el enlace es: https://www.youtube.com/watch?v=FyCZ73bVZK4&feature=youtu.be
Se trata de un vídeo muy interesante que describe los uniformes de las compañías de fusileros, cazadores y granaderos. 
Breve historia del Regimiento Nº1
El 29 de mayo de 1810, la Primera Junta dispuso la creación, a base de los batallones de milicias existentes en Buenos Aires, de los primeros regimientos de infantería de línea. Fue allí que nació el Ejército Argentino, a partir de su embrión principal: la anterior Legión Patricia. De esta manera, el Regimiento N° 1 de Infantería de línea se formó a base del Batallón N° 1 de Patricios y el Regimiento N° 2 se formó a base del Batallón N° 2 de Patricios.
Entre las disposiciones dadas por la Junta para la organización militar debe contarse la de implementar un “Uniforme General” a toda la infantería de que disponía. El mismo que sería similar al que entonces usaban los Patricios se hizo extensivo a toda el arma. Constaba de casaca de faldones largos, con solapas, cuello alto y vueltas (puños) de paño grana, vivos blancos y botón dorado. 
Fusilero
Llevaban una flor de lis a cada lado del cuello de la casaca, que se perdió al poco tiempo. Por razones de economía, para 1811 las solapas de color grana fueron reemplazadas por otras de paño azul en invierno y brin blanco en verano, al igual que los botines, que podían ser también de lona negra para campaña. Sobre el cuerpo llevaban doble bandolera de cuero blanco, una para cartuchera y la otra para el sable corto y bayoneta.

El cubre cabezas estaba constituido por un morrión de forma cilíndrica de cuero negro, con una chapa metálica muy simple al frente (la que variaba según la unidad), cordones y penacho de lana blanca. En algunas interpretaciones modernas se los representa además con charreteras distintivas, pero su uso no lo podemos afirmar ya que no figuran en los documentos contemporáneos.
Cazador
El Regimiento Nº 1 de Infantería se vistió de 1810 a 1812 con el uniforme general, diferenciándose de los otros regimientos por el escudo distintivo llevado en el brazo izquierdo, de paño blanco orlado de laureles bordados en verde y las siglas B. A. en lana encarnada, los de la tropa, y dorados, los de oficiales. La chapa de los morriones de la tropa era ovalada y llevaba las letras B.A./B.P. –es decir “Buenos Aires/Batallón Patricios”. Posteriormente, se mandaron acuñar en Potosí (en plata y/o latón) otras chapas con leyenda de las que se conservan dos originales, una de ellas en el museo de la unidad.


Granadero
Escudos de oficial y de tropa
Réplicas realizadas por
Regimientos de América
Finalmente cabe señalar que existen opiniones sobre si el Uniforme General de la Infantería pudo ser distribuido a todos los cuerpos tal cual estaba previsto o si en las primeras expediciones a la provincias se mantuvo el uso de un uniforme mas parecido al usado en los tiempos de las Invasiones Inglesas, por ejemplo conservando el uso del sombrero de copa (galera) en vez del morrión.
Finalmente cabe señalar que existe un documentadísimo trabajo sobre el uniforme de la Legión Patricia en 1820 realizado por el Dr.Guillermo Palombo, probablemente la mayor autoridad en uniformes argentinos, y que puede consultarse en : http://www.revisionistas.com.ar/?p=11015
Espero que el vídeo y estos comentarios resulten de interés a los aficionados y que me lo hagan saber.

domingo, 11 de octubre de 2015

Figuras de Fernando Manes Marzano

Fernando Manes Marzano es dibujante humorístico profesional, actividad que desempeña desde 1987 en el diario argentino "Ámbito Financiero" pero su interés por los soldaditos de plomo lo llevó a principios del 2002, a crear su propia colección y es así que lanzó una serie de conjuntos de Figuras Históricas de Miniaturas Militares hechas en metal blanco para armar y pintar. Este es el enlace de su página: http://www.manes-marzano.com.ar/
Recientemente ha realizado una serie de figuras del período de las Invasiones Inglesas en 75mm que me han parecido magníficas y para la cuales ha dedicado mucho tiempo de investigación.
Fernando ha tenido la gentileza de enviarme fotos de estas figuras, espero que resulten del agrado de los aficionados.
Paisano
Paisano con estandarte de la Villa de Luján así podrían haber sido los paisanos que acompañaron  a Pueyrredón en el combate de Perdriel.  El estandarte es similar al que actualmente usa una agrupación gaucha. Llama la atención el atuendo en general y particularmente, el sombrero, la rastra y las boleadoras a la cintura.
Oficial de Pardos-Tercio de Castas
En algunas fuentes la pluma de avestruz del oficial de Pardos aparece verde.
Oficial de Miñones Catalanes
Batallón de Marina, marinero
Zapador del Fijo de Buenos Aires
Zapador del Fijo de buenos Aires
Marinero inglés
Compañía de Granaderos Provinciales
Compañía de Granaderos Provinciales
Paisano con chuza- sorprende el chiripá
se esperaría el calzón para 1806-1807
Sargento de Pardos y Morenos
Sargento del Batallón de Pardos y Morenos, heredero del Tercio de Castas. El uso de la alabarda y el uniforme son posteriores a 1810.
Artilleros de la Unión- artillero
Tercio de Castas- Compañía de Naturales asignada a la artillería
Batallón de Marina- marinero