Seguidores

domingo, 22 de enero de 2012

Combate de Ostrowno 25 de julio de 1812

El sábado 21 tuvo lugar en mi casa el primero de los juegos previstos (esperemos que se puedan realizar todos los planificados) en recuerdo de la campaña de Rusia de 1812 de la cual se cumplen 200 años.
Participaron Gonzalo Diaz, quien vino con su amigo Leandro, Jorge Solari, Francisco Erize, Eduardo De Nucci y Bernard Fuchs que nos deleitó con unas irresistibles masitas ¡siempre tan atento!
Estuvo de visita un ratito Daniel González que me trajo un regalito navideño enviado por Mauro, nuestro amigo italiano.
Acá va el planteo del escenario:
Reseña histórica
Hacia fines de julio el Grl. Barclay de Tolly, al mando del 1er Ejército, venia marchando desde el noroeste hacia Vitebsk donde debían concentrarse los tres Ejércitos del Oeste y ya había logrado cruzar el río Dwina por los puentes de la localidad de Drissa.
El Emperador Napoleón quería obligar a dar batalla a Barclay antes que pudiera concretarse la reunión de todas las fuerzas rusas, y le impartió órdenes a Murat de marchar hacia Ostrowno con el Primer Cuerpo de Caballería de Nansouty para aferrarlo. Inmediatamente se pusieron en marcha los cuerpos del Príncipe Eugenio de Beauharnais, virrey de Italia y del Mariscal Ney, futuro príncipe de la Moscowa.
Por su parte, Barclay dispuso que Osterman Tolstoy, al frente de una fuerza de retaguardia, detuviera el avance francés mientras él continuaba hacia Smolensk.
El 25 de julio, cerca del mediodía, Murat se puso al frente de una brigada de caballería ligera y salió de Ostrovno para marchar hacia Vitebsk. Detrás marchaba una parte de la División Broussier.
Osterman Tolstoy, sabía muy bien que debía resistir hasta el fin del día para permitir la completa reunión de las fuerzas de Barclay y Bagration.

El escenario
Se trató de un escenario atacante defensor. El juego estuvo programado para 15 períodos de juego.  Hora histórica de inicio 17:30,  terminando al caer la noche.
El terreno
Las pendientes eran suaves y descontaban  25% en la subida y 10% en la bajada.

Sobre la colina del lado francés había espacio plano suficiente para que se desplegara una batería de 2 modelos ó un batallón en columna por divisiones. Las unidades desplegadas detrás de la colina quedaban completamente ocultas a la vista del enemigo al frente.

El bosque sobre el terreno alto, era de cuatro sectores, era abierto y cumplía el reglamento en descuentos al movimiento, visibilidad, etc. Los arboles del bosque eran de altura media y sumados a la cota hacian que las unidades desplegadas detrás del terreno alto quedaran completamente ocultas a la vista del enemigo al frente.

Despliegue

Para ambos bandos las posiciones estimadas eran las indicadas por el mapa, a cada bando oportunamente se le informó de su posición de despliegue exacta.

Desarrollo del juego

El bando francés estuvo a cargo de Eduardo De Nucci que personificó un Murat mucho mas racional pero no exento del corazón belicoso del Rey de Nápoles, estuvo secundado por Jorge Solari y por Bernard Fuchs.
El bando ruso fue comandado por Francisco Erize, un Osterman Tolstoy meticuloso que no descuidó ningún detalle. Fue acompañado por Gonzalo Díaz y su joven amigo Leandro.


Comenzaron las acciones con un mínimo despliegue por parte de los rusos. Los franceses se inquietaron pero ya suponian que en las alturas boscosas estaban esperándolos los mosquetes de los soldados del Zar y comenzaron a cumplir con su plan. Los rusos también se habian dedicado  cuidadosamente a trazar sus planes, pensando y volviendo a pensar las diferentes alternativas de los franceses y las posibles contramedidas a tomar en cada caso. Ambos bandos hicieron una profunda planificación y dedicaron toooodo el tiempo que consideraron necesario a tan importante tarea.
Los rusos desplegaron en su flanco izquierdo a los Húsares de la Guardia en línea a fin de enmascarar a su infanteria y artillería. En el bosque estaban ocultos los cuatro batallones de jägers y en el flanco derecho desplegaron junto a la ladera una batería ligera.
Los franceses, en cuanto arribaban sus unidades de infantería, fueron montando su ataque principal sobre el centro y, según la mas estricta ortodoxia, desplegaron un batallón ligero en tiradores para cubrir a los batallones de línea que se formaron en columna por compañías. Se cubrió el flanco derecho de la poderosa formación de ataque con artillería apoyada por dos batallones de infantería, sobre el flanco izquierdo arribaba el primer regimiento de la división de Coraceros de Saint Germain, constituida por unidades de mas de setecientos jinetes.
Para proteger a su caballería pesada el Comandante francés desplegó a los Chevaulegers, y cito sus crueles palabras,  “como carne de cañón” …pronto el fuego de las piezas rusas le daria la razón.

El frente de la formación de ataque francesa quedo cubierto por una brigada ligera constituida por el 16e de Chasseurs y el 8e de Hussards. Esta fuerza rápidamente entró en batalla y allí se verificó el primer triunfo ruso. Los dos regimientos buscaron a los Húsares de la Guardia Imperial Rusa y al hacerlo el 8e de Húsares ofreció su flanco a los bosques como se puede apreciar en la imagen siguiente.


Los jägers no desperdiciaron la oportunidad, todos los batallones abrieron un fuego infernal que inmediatamente puso fuera de combate a la unidad francesa dejando solos a los Chasseurs que siguieron adelante impertérritos. Mientras tanto… ingresaban mas cañones rusos y mas coraceros franceses.
Las baterías francesas “atendian”,  al decir de Eduardo De Nucci, a los rusos en cuanto lugar podian, pero la cosa se puso muy interesante cuando finalmente arribó la batería rusa de 12 libras y pudo desplegarse en el terreno. Bastaron pocas descargas para imponer tal respeto que provocó la retirada de un regimiento de coraceros que, aunque no sufrió demasiadas bajas, no resistió el fuego de la poderosa batería. Cuentan los que saben que el rugir de las baterias pesadas desmoralizaba aun a los veteranos.

  Vista general del campo de batalla y de la netbook usada con el programa JGN, de apoyo a la mesa de juego

Mientras tanto el ataque principal francés progresaba algo lento pues al avanzar los chasseurs del batallón ligero se tiroteaban con los jägers apostados en los bosques lo cual retrasaba la marcha de los batallones de línea que avanzaban detrás de los ligeros. 

El solitario regimiento de Chasseurs, ardiendo en deseos de vengar a sus hermanos del 8e de Húsares, se lanzó en una frenética carga sobre los Húsares de Guardia rusa que ya habían estado “disfrutando de las atenciones” de una batería francesa y lograron ponerlos en derrota. 

Sin detenerse los Chasseurs chocaron con una batería rusa apoyada por un batallón, y arrollaron a los artilleros que pudieron hacer un último tiro de metralla poco eficaz. Entraron luego en combate con los infantes rusos que estaban formando el cuadro. Los Chasseurs lograron romper la formación rusa y comezaron a aclamar a su Emperador pero luego de cuatro períodos de continuos combates victoriosos vieron a los Husares de la Guardia Rusa quienes, aunque muy cansados, estaban volviendo al campo de batalla.

¡Regresaron los Husares de la Guardia al campo de batalla!


Los Husares del Guardia Rusa tomaron un respiro para reorganizarse y avanzaron sobre los jinetes franceses que estaban desorganizados y cansadísimos. Esto fue demasiado pora los Chasseurs que casi sin ofrecer resistencia, se retiraron en derrota.
Los rusos quedaron dueños de su flanco izquierdo pues un batallón del Joseph Napoleon, que había avanzado imprudentemente aislado de su brigada, fue atacado por una batallón ruso que lo puso en derrota.
En el extremo opuesto del campo de batalla se reorganizaban los coraceros que habian escapado al fuego de la batería de 12libras y el otro regimiento fue formado prudentemente en línea. 
Fue entonces que Osterman Tolstoy vio la oportunidad, habilmente formó a sus dos regimientos de dragones y se preparó para atacar a la caballería francesa.




En el centro la infantería francesa habia logrado finalmente poner pie en las alturas y se lanzaba al ataque, los ligeros se retiraron luego de hacer una última descarga y los batallones de línea al grito de Vive L’Empereur! atacaban a la bayoneta. Los jäegers, sin dejar de disparar, retorcedieron hacia el centro del bosque y las formaciones francesas fueron desapareciendo en la foresta donde continuaron los combates.
Ya anochecia cuando Osterman Tolstoy, luego de calcular la distancia que separaba a sus dragones de los coraceros franceses, dio audazmente la orden de carga. 
Sonaron los clarines, la bateria de 12lbs lanzó metralla, cargaron los dragones y se produjo un gran combate de caballería, los coraceros lograron resistir el primer choque pero ante la segunda arremetida de los dos regimentos de dragones, los coraceros franceses volvieron caras y galoparon buscando el refugio del otro regimiento hermano, pero allí se produjo una gran confusión al chochar con los Chevaulegers que se habian reorganizado.

Los rusos quedaban así dueños de sus flancos con dos exitosas cargas de caballería que habian despejado el campo de enemigos. Ya faltaba muy poco para el anochecer, los tiros de artillería eran dificultosos y cada vez mas se requeria de la buena suerte para hacer blanco. 


Pero finalmente los infantes franceses desembocaron por el otro lado del bosque poniendo en derrota a los bravos jägers rusos, haciendose dueños del terreno alto y cumpliendo así las ordenes recibidas. La caida de la noche impidió culquier intento de contraataque ruso o de persecución por parte de los franceses. 

Murat recibió el parte de la costosa victoria de manos de uno de los ADC de un bravo General de Brigade que comandó las tropas dentro del bosque.
Osterman Tolstoy, se retiró, ya tendría otra oportunidad cerca de Vitebsk, sabia que contaría con refuerzos pero también sabia que los franceses se estaban haciendo mas poderosos.

Para finalizar, algunos comentarios.
El primero es para felicitar a los franceses por su victoria. Pero debe decirse que la decisiva contribución al triunfo realizada por el comandante Eduardo “Murat” De Nucci no nos llama la atención y es que el ingeniero ya nos tiene acostumbrados a sus participaciones victoriosas donde siempre hace gala de un impecable manejo de las reglas y una gran concentración. Aunque ¡claro está! no son esas las virtudes que lo constituyen en un gran amigo y compañero de juegos, sino su cordialidad, su lealtad con propios y adversarios junto a la mesa de wargame y su entusiasmo,  acompañanado con actitudes concretas a quienes promueven esta actividad que nos ha unido.
El segundo es para agradecer a Francisco Erize su participación y su inestimable colaboración sin la cual este juego difícilmente se hubiera podido realizar. Ya que Francisco facilitó los dos grandes regimientos de coraceros, el regimiento de Husares de la Guardia Imperial Rusa y una batería a caballo francesa. También debe destacarse que su habilidad en el manejo de la caballería quedó otra vez demostrado con sus victoriosos combates pero sobre todo su implacable ojo para calcular las distancias de carga.
A todos los amigos que se tomaron la molestia de venir a jugar a casa, a Bernard, a Gonzalo, a Jorge y a nuestro nuevo camarada Leandro ¡muchas gracias!

2 comentarios:

  1. Hola, muy buena la batalla!
    como va lo de las invasiones inglesas? no queres participar en el evento de hiostòricos que se esta armando? aunque sea apoyandome en una charla sobre las batallas en america del sur?

    ResponderEliminar
  2. Hola! me alegra que te haya gustado este juego. Te agradezco mucho tu invitación, pero no sé en que podría serte útil en relación con la charla que me decís. Pasando a lo de invasiones inglesas, ya tengo listos 5 batallones de línea ingleses y el batallón de Rifles, faltan dos, la artillería y los dragones ligeros. Los cuerpos criollos ya están matrizados a la espera de ser pintados, pero al ritmo actual pienso que contaré con lo necesario para un juego recién fin de año y siendo optimista...
    Nos mantenemos en contacto a ver si puedo ir al Evento. Saludos cordiales

    ResponderEliminar