Seguidores

domingo, 28 de julio de 2013

Combate de los Corrales de Miserere

Finalmente se pudo realizar el primer juego de guerra de las Invasiones Inglesas. Si bien el reglamento usado fue el Napoleónico apoyado por el programa desarrollado hace muchos años, las características de las fuerzas contendientes ofrecieron la novedad de disputar por primera vez en mi casa una batalla del período napoleónico  librada en nuestras tierras, específicamente en lo que entonces eran  las afueras de la ciudad de Buenos Aires y además se sumó el interés lúdico de ver enfrentado a uno de los mejores ejércitos de la época con sus mejores unidades, a una fuerza formada por unas pocas unidades regulares y varias unidades de milicias bien vestidas y con mucho valor, pero con muy poca instrucción de combate. Esto significó que se tratara de algo nuevo y prometedor.
Condiciones del juego
Ambos bandos estaban completamente desplegados al comenzar el juego. Estaban previstos 16 períodos.
Los cercos descontaban 25% al paso de unidades en orden cerrado. No ofrecían protección pero servían para ocultar tropas. El cerco de los corrales tampoco ofrecía protección.
La quinta ofrecía protección fuerte en el edificio y los muros, podía ser ocupada por hasta 30 figuras. El rancho no ofrecía protección y eventualmente ocultaba a las tropas ubicadas detrás de él según fueran  las líneas de vista. El camino Real (actualmente la Av. Rivadavia) era la única vía que podía considerarse camino, el resto, aún las calles, se consideraron como campo traviesa.
Los ingleses obtenían una victoria total si desalojaban a los patriotas antes del período 12 pues, en ese caso, los patriotas no podían impedir el ingreso a la ciudad ese día.
Los ingleses obtenían una victoria táctica menor si desalojaban a los patriotas antes del 16, pero los patriotas obtenían una victoria estratégica al impedir el ingreso a la ciudad ese día.
Los patriotas obtenían una victoria total si resistían hasta el período 16.
Fuerzas
Unidad                                                                                   Efectivos                  Calidad
Miñones 1a, 2a y 3a Cñías                                                    198                          0,67
Tercio de Arribeños                                                               635                          0,69
Fijo de Buenos Ayres                                                             550                          0,70
Tercio de Cántabros                                                              531                          0,65
Migueletes de Castex                                                             195                          0,68
Real Cpo.de Art.1a Secc. 3 cañones 6 lbs                             50                            0,70
Real Cpo.de Art.2a Secc. 3 cañones 6 lbs                             51                            0,70
Tercio de Gallegos                                                                 538                          0,68
Tercio de Castas                                                                    366                          0,58
Miñones 3a, 4a y 5a Cñías                                                    197                          0,65
Dragones de Buenos Aires                                                    195                          0,70
Real Cpo.de Art.3a Secc. 3 cañones 6 lbs                             51                            0,70
Real Cpo.de Art.4a Secc. 3 cañones 4 lbs                             46                            0,65
95th Foot                                                                                625                          0,85
Light Battalion                                                                         350                          0,78
RHA Runsfield company 6 cañones 6 lbs                               94                            0,74
36th Foot                                                                                620                          0,74
88th Foot                                                                                625                          0,76
RFA Longdon company  6 cañones 6 lbs                              91                            0,76
9th Light Dragoons                                                                 195                          0,76
45th Foot                                                                                628                          0,74
Me acompañaron en este juego, Cristián, Esteban, Eduardo y José Carlos un nuevo camarada que nos presentó Eduardo. Estuvo un ratito de visita Jorgito Magán un magnífico pintor que me ayudó con algunas de las unidades. 
 
Los ingleses
Los patriotas
El combate
Formaron del bando inglés Esteban y Cristián y defendieron las armas del Rey Católico, Eduardo y José. A mi me toco la nunca apreciada tarea del arbitraje y operación del programa.
El despliegue inglés fue largamente meditado, como podía esperarse de Esteban un jugador concentrado y muy meticuloso, de Eduardo puede decirse otro tanto y su defensa fue brillantemente planeada en función de las tropas y el terreno que tenia.
En la zona de los Corrales de Miserere el terreno era casi campo abierto. Si bien las calles estaban previstas las casas recién comenzaban por donde hoy es la Avenida Callao, En los Corrales solo se podían ver unos pocos ranchos en grandes terrenos con cercos de tuna y algunas rodeadas con gruesas tapias. Había allí dos grandes quintas , la de Pío White, que puede verse en el plano pero no estaba en el sector representado y la quinta de la Merced cuyo caserón estaba representado en la mesa por un modelo de la conocida marca alemana Selbstgemacht, la misma que la del rancho.

Quinta de la Merced
Los corrales
Los ingleses despliegan
Los patriotas apenas si muestran algo.
Los Miñones Catalanes de la derecha patriota
Avanzan las columnas inglesas
Las unidades patriotas estaban pues escondidas detrás de los gruesos muros de las tapias de las quintas frente a los corrales y los cañones repartidos a lo largo de toda la línea. Los ingleses que llegaban al campo sólo podían ver a izquierda y derecha  unos tiradores de las compañías de Miñones Catalanes y una sección de artillería desplegada en las cercanías de la Quinta de La Merced.
Los ingleses se fueron desplegando según su mejor tradición formando la línea en cuanto podían, enviando al frente a su mejor unidad desplegada en orden abierto, el 95th de Rifles y custodiando su  flanco izquierdo, con otra unidad excelente, el Light Battalion  comandada por el mismísimo Dennis Pack, el perjuro jefe del derrotado 71th de Highlanders y formado por las compañías de ligeros de todos los batallones de la expedición. La batería a pie inglesa se desplegó en su flanco derecho, cerca del rancho y la batería a caballo se adelantaba buscando acercarse a la línea patriota. Mientras tanto, los batallones de línea avanzaban en columna cerrada procurando acortar distancias con el enemigo lo mas rápidamente posible. El único escuadrón del 9th Light Dragoons que los ingleses pudieron montar, formó a la derecha de su línea.
La artillería patriota rompió el fuego sobre los ingleses que avanzaban, era una sección servida por los Artilleros Provinciales, cuerpo de milicias de reciente formación . Los ingleses no tenían aun blancos sobre los cuales hacer fuego, pero los dragones vieron la oportunidad y cargaron sobre la sección de artillería patriota y las tres compañías de Miñones que estaban desplegadas en la quinta junto a la artillería. La batería fue inmediatamente destruida y los Miñones debieron rendirse. 
Loa Artilleros Provinciales con sus piezas de 4lbs
El 9th Light Dragoons cargan a los Miñones ya a la
sección de Artilleros Provinciales
Otra vista del combate
Vista general del campo de batalla
Pero Eduardo nos tenía preparada una sorpresa, detrás de la Quinta de la Merced estaban sus dos escuadrones de caballería, los Migueletes y los Dragones de Buenos Aires, además sobre los muros de la quinta aparecieron los soldados del Tercio de Cántabros de la Amistad con la Compañía de Cazadores Correntinos para apoyar con su fuego a la caballería patriota que iba a cargar a la inglesa.
Los Migueletes y los Dragones salen de atrás
de la Quinta de la Merced
Aparecen los Cántabros en los muros de la Merced
La victoria fue inmediata, el 9th Ligths Dragoons se retiró en derrota para ya no volver al campo. Los Migueles y los Dragones recibieron entonces ordenes de flanquear la línea inglesa que tenía su flanco derecho desprotegido.
Migueletes y Dragones de Buenos Ayres cargan
al 9th Light Dragoons
La caballería inglesa se retira en derrota
Mientras tanto los batallones ingleses seguían avanzando en el centro y en su flanco izquierdo, la batería a caballo inglesa se desplegaba en uno de los terrenos cercados por tunas para comenzar a hacer fuego. Los Rifles ya habían alcanzado los corrales y algunos artilleros ingleses, por orden de Grower, que supervisaba la operación, se ocupaban de llevar toda la hacienda que podían para su retaguardia.
Grower supervisa la captura de hacienda de los corrales
Las compañías de Migueletes de la derecha patriota abrían fuego y se replegaban frente al avance del Ligth Bataillon. Los Cántabros en una audaz maniobra dejaron la seguridad de los muros de la quinta de la Merced y, buscando incrementar su capacidad de fuego, se formaron en línea frente a ella. Los Migueletes y los Dragones trotaban hacia la línea enemiga cuando una terrible descarga de los cañones de la batería a pie inglesa tomó de flanco a los Dragones provocándoles cuantiosas bajas y obligándolos a emprender la retirada.
Los Migueletes, ahora solos, rodearon la quinta donde estaba el rancho con el claro propósito de cargar la batería a pie británica por retaguardia. El comando inglés replegó uno de sus batallones apostándolo en una quinta cercana mientras los artilleros daban vuelta las piezas. Aquí comenzó un discusión reglamentaria que deberá sentar jurisprudencia ya que nunca se  había producido tal cosa en nuestras mesas de juego. Desde ya aclaro que no estoy de acuerdo en eliminar los trenes y considerar solamente las piezas cosa que, reconozco, facilitaría tremendamente la jugabilidad pero la presencia de los trenes, además de ser rigurosamente histórica provocan en la mesa las dificultades que provocaban en el campo. La solución alcanzada fue la siguiente: dado que el inglés tuvo tiempo de hacer girar los cañones ante la carga, dependiendo de la calidad de los sirvientes estos podrán hacer un último disparo a quemarropa, por su parte los trenes y los carros provocarán que la unidad que carga quede en situación algo comprometida  y si el combate dura mas de dos rounds la artillería habrá perdido su atelaje aunque gane el combate, lo cual significa que los cañones ya no podrán desplazarse si no es a la bricolle. 
Los Migueletes buscan la retaguardia inglesa
Los Migueletes amenazan con su sola presencia.
Toda la especulación precedente no tuvo aplicación pues en este caso los Migueletes finalmente no cargaron pero hicieron que dos unidades inglesas mucho mas valiosas quedaran “clavadas” en ese sector, una batería a pie y un batallón apostados en los cercos de la quinta vecina.
Vista general del campo, los Rifles ya están mas cerca
El 95th Foot, los famosos Rifles
Otra vista del campo de batalla
Una de las baterías  patriotas de 6 lbs.
Las líneas inglesas, ya formadas,
 avanzan sobre los patriotas


Los Rifles precediendo a la infantería de línea
Otra vista de la "thin red line"
Los Cántabros de la Amistad forman en línea
junto a la quinta de la Merced
Los ingleses ya habían formado en línea a sus batallones y lentamente avanzaban sobre los patriotas bajo el fuego de los cañones del Real Cuerpo de Artillería apostados en las tapias.
Como el Light Battalion  se estaba acercado mucho ya aparecieron sobre las tapias del extremo derecho de la línea patriota los soldados del Tercio de Gallegos, luego el Fijo de Buenos Ayres y finalmente los Arribeños con las Milicias del Tucumán.
Los soldados del 95th Foot avanzaban en orden abierto, oblicuando hacia su derecha, mientras abrían fuego con sus rifles y sufriendo cuantiosas bajas por el fuego de los cañones, pero la fusilería patriota casi no tenia efecto dada la poca instrucción de tiro de los tercios milicianos.
El fuego de los ingleses poco a poco fue acallando a los cañones patriotas dejándolos sin sirvientes hasta que una sola sección quedó haciendo fuego.
El Tercio de Gallegos
Los británicos desalojan a los Gallegos, quienes luego
se reorganizarían para intentar regresar al campo.
El Light Battalion termina con las compañías de
Miñones de la derecha patriota.
El Light Battalion  finalmente acortó distancias y destruyó a las compañías de Miñones que se le habían opuesto y toda la línea roja, precedida por los Rifles, ya se encontraba cerca de la distancia de carga. 

Acá vemos a  Liniers (Eduardo) y  a Grower (Esteban)
El Light Battalion ocupa una de las quintas
El batallón de Castas combate con el 45th Foot
Vista general del avance inglés
El Fijo de Buenos Ayres
Ya estábamos en el  período 11 y quedaba solo uno para que los ingleses pudieran alcanzar una victoria completa. Al comenzar el período 12 toda la infantería inglesa se lanzó al asalto y lograron tomar todas las posiciones patriotas menos la Merced que no fue atacada. De este modo, en el último momento, los ingleses habían logrado derrotar a sus enemigos y tenían el camino abierto hacia Buenos Ayres.

Vista final del campo de batalla
Según manifestaron los participantes de ambos bandos disfrutaron de un buen juego y pasaron una linda tarde. Por mi parte la pasé muy bien, disfruté mucho de una jornada que fue la culminación de mas de dos años de esfuerzos para reunir información, hacer las transformaciones, matrizar las piezas, pintarlas, escenificarlas y finalmente organizar el escenario. Pero sobre todo disfruté de la compañía de estos buenos amigos que han querido acompañarme en este berretín ¡Muchas gracias! 

6 comentarios:

  1. Muy bonito !!! :) felicitaciones...

    Francisco ( Jr )

    ResponderEliminar
  2. Excelente!! Felicitaciones
    Daniel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! me alegra mucho que te haya agradado

      Eliminar
  3. te consulto ¿que reglamento utilizaron??
    daniel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice la reseña, "el reglamento usado fue el Napoleónico apoyado por el programa desarrollado hace muchos años." Usamos el viejo programa que desarrollé en Clipper y que nos permite considerar los efectivos intervinientes y no simplemente las figuras, toma en cuenta la moral y el estado físico que pueden deteriorarse o mejorar durante el desarrollo de las acciones. Nos libera de tablas y cuentas, las ordenes quedan escritas y al final de cada período se saca un parte con la situación de cada unidad por eso los adversarios no saben a ciencia cierta cuantas bajas o daños han provocado al enemigo. Hay un reglamento escrito que establece el manejo de las figuras en la mesa pero la administración y resolución de fuegos y combates lo hace el programa. Saluti

      Eliminar