Seguidores

miércoles, 30 de diciembre de 2015

La guerra de la Vendee

Este Blog, pretende recordar cosas que pocos recuerdan y uno de los acontecimientos mas épicos y menos recordados es el glorioso levantamiento de la región de la Vendee contra la cruel revolución de 1789.
He visto, hace muchos años ya, algunos escenarios inspirados en los combates sostenidos por los bravos campesinos dirigidos por sus nobles contra el poderoso ejército republicano, para esos escenarios se usaron figuras Wargames Foundry de civiles revolucionarios para representar a los campesinos de la Vendee y no he podido encontrar desde entonces otros escenarios similares ni tampoco figuras que representen a los sublevados.
Acá se publican unas láminas de manufactura ingenua pero muy ilustrativas sobre ambos bandos enfrentados. Tal vez resulten útiles para quienes quieran rememorar las heroicas batallas libradas por los valientes habitantes de la región de la Vendee
Antecedentes
La revolución que estalla en 1789 inicia una creciente hostilidad a la Iglesia, que acabó por desembocar en esta guerra, en el contexto del periodo revolucionario. En 1790 se vota la constitución civil del clero, que a grandes rasgos se encargaba de hacer que el clero pasara a ser un empleado del estado; ya no dependían del Papa, y los obispos y sacerdotes serían elegidos por el pueblo, además las diócesis cambiarían su delimitación y ahora el gobierno se encargaría de hacerla. Se ordenó que obispos y sacerdotes la juraran, pero la gran mayoría no lo hizo, de 160 obispos solo 7 aceptaron jurarla. De aquí se derivaron los términos "juramentarios" para todos aquellos clérigos que juraron la constitución, con su correspondiente cisma y "refractarios" para los clérigos que la rechazaron. A partir de 1791 recrudeció el odio hacia los sacerdotes refractarios y muchos de ellos fueron guillotinados. Hacia 1793 se empezaron a cerrar iglesias, descolgar campanas, cambiar el nombre de las ciudades que tenían nombre de santos, se prohibió la educación cristiana en las escuelas y se promulgó una ley que condenaba a muerte a los sacerdotes refractarios. El 21 de enero de 1793 guillotinan al rey Luis XVI y esto provocó alzamientos contrarrevolucionarios, simultáneamente el nuevo régimen inició campañas agresivas contra casi toda Europa y para ello instituyó la conscripción para reclutar 300.000 jóvenes.
El levantamiento
En la región de la Vendee, profundamente cristiana, existía un gran rechazo a un gobierno que guillotinó sacerdotes, monjas, religiosos y al mismo rey, por eso cuando también pretendió reclutar soldados para expandir la revolución, se produjo el levantamiento. Así surgió el Ejército del Sagrado Corazón de Jesús, este nuevo ejército llevaba dicha imagen en tela roja, con las iniciales de Jesús y María en sus camisas, chalecos, sombreros. La vida en el ejército vandeano era muy distinta a uno normal, los soldados avanzaban rezando el rosario, el himno que tenían era el Vexilla Regis, buscaban la confesión y se arrodillaban ante las cruces. Perdonaban a los prisioneros y se mostraban misericordiosos con todos.

Uno de los mayores méritos que tuvo este ejército fue la unidad en la diversidad de orígenes, en él había obreros y campesinos, pero también nobles que, con su experiencia y conocimientos militares, condujeron a la batalla a la gente sencilla que vivía alrededor de sus propiedades.  Encontramos entre ellos a Maurice D’Elbèe, llamado el general de la Providencia, que venció en Coron y Beaulieu. L'Armée Royale et Catholique alcanzó resonantes victorias como la segunda batalla de Fontenay-le-Comte librada el día 25 de mayo de 1793. El combate comenzó con el ataque de la división de Bonchamps, formada por las mejores tropas de los sublevados, que estaban, armados con fusiles y con uniformes del ejército regular. El centro del ejército republicano no pudo resistir, entró en pánico y huyó. Finalmente gran parte de los republicanos acabaron por rendirse y los restantes se refugiaron en Niort. Tras una hora de combate los vandeanos conquistaron la ciudad. Según el relato de los sepultureros locales, el número de republicanos muertos fue de 64. Los vandeanos se hicieron con un gran botín, recuperaron las armas perdidas en la primera batalla de Fontenay-le-Comte, incluyendo el famoso cañón Marie-Jeanne y 5.000 fusiles. También liberaron 80 compañeros que habían sido capturados en la primera batalla, muchos de los cuales habían sido condenados a muerte. Respecto de los 3.250 republicanos capturados  fueron desarmados y liberados después de jurar no volver a luchar contra los vandeanos. Esta generosidad de los vandeanos sería, a la postre, una de las causas de su derrota, pues los republicanos nunca mantuvieron sus promesas y con engaños y traición finalmente aplastaron la sublevación. Pronto  comenzaron las represalias contra la región de la Vendée. El General Turreau y del general François Amey, se dividieron la región en doce zonas, a cada zona correspondería una columna militar, que serían conocidas como las columnas infernales, y su misión consistió en destruir todo (casas, bosques, aldeas enteras, sembrados, iglesias, etc.) y asesinar mujeres, niños y hombres de manera indiscriminada. El balance final fue de mas de 100.000 muertos según los historiadores liberales, favorables a la Revolución, pero la cifra mas probable está mas cerca de los 200.000 muertos.
Conclusión
En 1986, Reynald Secher publica La Vendée-Vengé, Le génocide franco-français, obra en la que hace el balance de la represión del levantamiento de la Región de la Vandee, mediante la relación entre los nacimientos en los años 1780 y las de los años 1800 y considerando las destrucciones y reconstrucciones. A partir de estos datos, explica en su conclusión que está convencido de que las matanzas cometidas durante la guerra de la Vandee constituyen un genocidio, pues también había una voluntad genocida por parte de los republicanos. Para fortalecer su hipótesis, retoma la palabra "populicidio" citada por Babeuf, del que reedita el texto con un nuevo título.
La tesis de Reynald Secher fue retomada y apoyada por el prestigioso Pierre Chaunu, profesor emérito de la Universidad Paris IV, que formaba parte del jurado ante el que el joven doctorando presentaba su tesis, en un artículo aparecido en La Croix el 29 de junio de 1986.
Otros historiadores utilizaron el término "genocidio" para definir las masacres cometidas durante la guerra civil en el campo republicano. Se puede citar a Jean Tulard, Emmanuel Le Roy Ladurie o Stéphane Courtois, director de investigación en el CNRS, especialista en historia del comunismo. 
Cada vez más historiadores hablan de rebelión de la Vendee de 1793–1796, como el "Primer Genocidio de la Historia Moderna". En él, los jacobinos pusieron en práctica lo que se puede considerar un ensayo general de "solución final".
El resultado de todo esto fue el reconocimiento del martirio de los habitantes de la Vendée como símbolo de fidelidad a Cristo y a su Iglesia. Tuvieron el valor que muchos no tuvieron, dieron el ejemplo a las generaciones futuras y honraron el nombre de Francia.
Enlaces de himnos y canciones sobre la epopeya de la Vendee:
SOUVIENS TOI DES VENDÉENS https://www.youtube.com/watch?v=VLwjN4snANU
LA CATHOLIQUE https://www.youtube.com/watch?v=A1JK_47TbZA
LA MARSEILLAISE DES BLANCS https://www.youtube.com/watch?v=VuRJcWaI2EY
VENDÉEN MON FILS https://www.youtube.com/watch?v=WZZWBVX7Q6E
Noticia de último momento:
Finalmente he encontrado a los autores de estas láminas se trata de Jean PAGEOT, que es un especialista en la historia de las guerras de la Vendée y el  ilustrador Jean BRUNEAU. Ambos se asociaron para realizar un  magnífico libro: "Vendée militar" que fue lanzado en 1980 por Ediciones du Bois des Dons.

Fuentes:
Láminas originadas en el libro La Vendee Militaire de Jean Pageot y Jean Bruneau  Ed. du Bois des Dons
J. Tulard, J.-F. Fayard, A. Fierro, Histoire et dictionnaire de la Révolution française, 1789-1799, Robert Laffont, col. Bouquins, 1987
Reynald Secher, La Vendée-Vengé, Le génocide franco-français, PUF, Paris, 1986

2 comentarios:

  1. Magnifiques détails et des dessins impressionnants...j'aime beaucoup le style! Une bonne fin d'année de l'autre côté du globe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merci beaucoup Phil, je ne connais pas l'origine de ces images, mais je l'ai aimé beaucoup et je voulais les publier par leur degré de détail et parce qu'il est une épopée glorieuse et peu connu. Très heureux 2016 pour vous et qui vous sont chères. Carlos

      Eliminar