Seguidores

domingo, 18 de junio de 2017

Combate de San Isidro de las Piedras

El sábado 17 de junio, después de muchas suspensiones, tuvo lugar la batalla de San Isidro de las Piedras, realizada en el marco de la pequeña campaña en la Banda Oriental.
Concurrieron del bando inglés Esteban Puente y Daniel Castiglioni y del virreinal únicamente Horacio Falcinelli. Después de charlar un poco y almorzar frugalmente algunos sandwiches y saladitos, partimos hacia la batalla.
Esteban y Daniel del bando inglés
Horacio, el único virreinal, esperando un compañero...
El despliegue inglés fue concebido por Esteban de la forma clásica preparando una defensa con sus mejores unidades, sobre la llanura a su derecha donde se veía desplegada a la numerosa caballería virreinal y orientando su ataque sobre el centro y la izquierda.
Horacio distribuyó sus mejores unidades dentro de la localidad, la iglesia y la Azotea de Rose, desplegó a las compañías de Miñones y de Buenos Aires detrás de los cercos vivos protegiendo a la batería de 6lbs artillería de la Unión, que desplegó detrás.


La batería de la Real Artillería de 18 libras la puso en el centro protegida por un reducto y a continuación emplazó otra batería de 6lbs de la Real Artillería. En el potrero contiguo estaba el Tercio de Montañeses. A su izquierda puso a todo el cuerpo de caballería que estaba al mando del segundo de Sobremonte, el Cnl. Santiago de Allende.
La batalla comenzó con los fuegos de la artillería virreinal que fueron inmediatamente respondidos por la artillería inglesa. La batería de 18 lbs sufrió varias bajas y  en el tercer período de juego ya se estaba retirando ante la alegría de los Esteban y Daniel y la indignación de Horacio.
Auchmuty junto a la Horse Batery
Royal Marines en línea
La infantería inglesa comenzó su avance y los virreinales se limitaron a bombardearla con artillería y a maniobrar para completar el despliegue del cuerpo de caballería a la izquierda de la línea virreinal, pero no realizaron ningún movimiento ofensivo.
Virreinal preocupado
Se desplazan las unidades virreinales
Izquierda: Batería de 6lbs del Real Cuerpo de  Artillería,
Centro: Batería de 18lbs,  detras Blandengues de Montevideo
Derecha: Batería de 6lbs de la Artillería de la Unión

Cuerpo de caballería
En la siguiente imagen se puede apreciar el despliegue de ambas fuerzas al promediar el juego y el desarrollo del plan de ambos jefes.
Cuando la infantería inglesa estuvo mas cerca de la línea virreinal, los regimientos del Cuerpo de caballería empezaron a desplazarse buscando espacio para cargar y avanzó la artillería volante. Mientras tanto seguía el duelo de artillería y el bombardeo inglés lograba hacer retirar la batería de 18 lbs del centro.
Ya toda la línea de infantería inglesa avanzaba cuando, a la derecha del ejército virreinal se oyeron clarines ordenar la carga eran los Húsares de Núñez que cargaron sobre el 87th Foot y los Blandengues de Montevideo que se lanzaron sobre el 38th Foot que no logró formarse en cuadro.
Los Húsares de Núñez, a cincuenta pasos antes de llegar al choque, fueron diezmados por la artillería y los mosquetes de la infantería inglesa y  la unidad quedó completamente destruida.
Destrucción del 38th Foot
Por su parte el 38th Foot no alcanzó a formar en cuadro y los Blandengues de Montevideo lo destrozaron, pues los ingleses aun con el cuadro roto, no se retiraron y siguieron combatiendo hasta que se retiraron en derrota con mas del 45% de bajas. Estas acciones sumadas a la amenaza del Cuerpo de caballería que había desplegado la artillería volante y comenzó a bombardear los cuadros de la Light Brigade, detuvieron todo el ataque inglés.
El Batallón de Castas, desplegado y oculto en el bosque abrió fuego sobre los batallones de la Brigada Backhouse que avanzaba, uno de los batallones devolvió el fuego, y todos pensamos que la unidad saldría huyendo,pero los pardos y morenos resistieron a pie firme.
En el centro el 95th Foot, sostenido por el Light Battalion, seguía avanzando, cuando estuvo a distancia de tiro, los Miñones de Buenos Aires y de Montevideo aparecieron sobre los cercos vivos y abrieron fuego fuego, que fue inmediatamente respondido. Los rifles Backer manejados por la mejor del mundo en aquel entonces, hicieron su trabajo diezmando a los Miñones de Buenos Aires.
A esta altura hay que destacar un acontecimiento pocas veces registrado: Esteban sacó tres 9 seguidos de un dado D10 ¡no se puede creer!
Pero a pesar de todo, el ataque inglés estaba detenido en toda la línea ya que la mayoría de los batallones habían formado en cuadro, por temor a la caballería, y ya no avanzaban. Para poder reanudar su avance, Auchmuty decidió lanzar a la carga a uno de sus regimientos de dragones, el 17th Ligths Dragoons sobre la batería volante que hostigaba a su infantería. La batería fue destruida pero que alcanzó a hacer una última descarga de metralla y le provocó cuantiosas bajas a los dragones. Inmediatamente los Blandengues de Buenos Aires y los Voluntarios del Paraguay cargaron sobre los dragones, derrotándolos y haciéndolos retirar sobre sus líneas.
Para ese momento el ejército virreinal había sufrido sensibles pérdidas y su capacidad de combate estaba por debajo de la capacidad de combate del ejército inglés, pero este último no había podido aferrar al ejército virreinal y estaba lejos de destruirlo.
Horacio decidió salvar al ejército y ordenó la retirada, lo cual pudo hacerse sin ningún problema pues el inglés no tenía posibilidades de perseguirlo pues solo tenía un regimiento de caballería en capacidad de combatir y los virreinales aún tenían casi intacto su Cuerpo de caballería.
Retirada del Ejército Virreinal
La batalla finalizó con la victoria inglesa y hasta capturaron trofeos: dos banderas, una de los Húsares de Nuñez, la otra de los Blandengues de Montevideo y tres cañones de 4lbs. de la batería volante. Gracias a la retirada virreinal las tropas de su Graciosa Majestad pudieron ocupar San Isidro de las Piedras, pero no pudieron cumplir con su objetivo de destruir el ejército enemigo para facilitar el asalto a Montevideo. Fue una gran victoria táctica de Esteban y Daniel, pero de relativa importancia para la campaña por la prudente actitud de Horacio.
Solo me resta agradecer a Horacio, Daniel y Esteban la amabilidad de venir a casa a compartir una linda tarde jugando a los soldaditos ¡muchas gracias muchachos!

5 comentarios:

  1. Mais par où commencer? Ce rapport est absolument magnifique : terrain, figurines, explications, carte (quel est donc le logiciel utilisé?), tout y est...Fantastique, sauf pour ce pauvre 38th foot regiment, mais pour nous c'est un plaisir incroyable!
    Salutations de France!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cher Phil, toujours si dgentil avec vos mots d'encouragement. Merci beaucoup. Le programme que j'ai utilisé pour la carte est le Power Point, est le même que j'ai utilisé pour les photos montrant le déploiement des armées opposéesarmées Chaleureuse étreinte du sud lointain et glacial. Carlos

      Eliminar
    2. Merci...36°C par ici, il faudrait faire une moyenne un jour entre nos deux pays!

      Eliminar
  2. Honores de batalla para ambos ejércitos! Tienes un hermoso terreno y soldados. Espero ver más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Many thanks Ross, I hope to make more games. It is always difficult for me. Work, family, sometimes health, so many things! This year I set out to do at least one per month, but I have not been able to achieve it. Best regards from the far south, Carlos.

      Eliminar