Seguidores

sábado, 16 de mayo de 2015

TALVISOTA

La Guerra de Invierno, en finés Talvisota, tuvo lugar cuando la Unión Soviética atacó a Finlandia el 30 de noviembre de 1939, tres meses después del inicio de la Segunda Guerra Mundial.
Stalin esperaba conquistar el país entero para finales del año, pero la resistencia finlandesa frustró a las fuerzas soviéticas, quienes superaban en número a los finlandeses tres a uno. Finlandia aguantó hasta marzo de 1940, cuando se firmó un tratado de paz cediendo cerca del 10% del territorio finlandés el 20% de su capacidad industrial a la Unión Soviética.
El desarrollo y el resultado de la guerra fueron complejos. Aunque las fuerzas soviéticas pudieron finalmente superar la defensa finlandesa, ni la Unión Soviética ni Finlandia salieron ilesas del conflicto. Las pérdidas soviéticas en el frente fueron tremendas, y la posición internacional de la URSS sufrió mucho. Es más, la destreza combativa del Ejército Rojo fue puesta en duda, y las fuerzas soviéticas no cumplieron su objetivo primario de conquistar Finlandia, sólo lograron una secesión de los territorios de Petsamo, Salla y la mayor parte de Karelia y, en cambio, los finlandeses retuvieron su soberanía. Puede decirse sin temor a exagerar que fue un desastre militar para la Unión Soviética.
La película Talvisota me ha gustado mucho, fue estrenada en 1989, fue rodada en Finlandia, y apenas tuvo repercusión en el extranjero. Tanto su director Pekka Parika, como el reparto Taneli Makela, Vesa Vieriko, Timo Torikka, y otros, no son conocidos fuera de su país, pero debe decirse que tanto la dirección como la interpretación son muy buenas.
La ambientación está muy bien lograda, con el uso de material histórico: tanques, aviones, uniformes, armas son todas de la época, y tanto los soldados rusos como los finlandeses están perfectamente caracterizados, y eso para los aficionados es una virtud fundamental en un film de guerra.
Las escenas de combates no son de lo mejor que se ha visto en cuanto a despliegue de medios y efectos especiales, pero no están nada mal, y aunque son un tanto repetitivas en su planteamiento y ejecución,  las secuencias están muy bien rodadas y son de resolución muy realista.
Evidentemente no tiene nada que ver con las películas norteamericanas vistosas y realizadas con muchos recursos pero toscas y burdamente propagandísticas. Este es un film de guerra seriamente realizado, histórico de principio a fin.   
Sin embargo debe señalarse que el director no escatima imágenes duras, hay muertes súbitas cuando nadie se lo espera, muchas de ellas, bastante desagradables.
Ojo, la película es larguísima, algo más de tres horas pero en definitiva, se trata de una muy interesante película sobre un teatro de operaciones olvidado, seguramente porque los vencedores de la guerra resultaron los vencidos en esta campaña que junto con la "Guerra de Continuación" cubrió de gloria a Finlandia.

 
¡Qué la disfruten!

2 comentarios:

  1. Muy interesante. El tema de la guerra Russo-Finlandesa me fascina! Gracias por compartir, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Ud. por su amable comentario. Carlos

      Eliminar