Seguidores

domingo, 8 de marzo de 2015

Invasiones inglesas-Combate de San Carlos - 7 de noviembre de 1806-

¡Se vienen los ingleses!
Desde hace tiempo que quería rememorar un combate dado en la Banda Oriental, mas precisamente en la localidad de San Carlos cercana a San Fernando de Maldonado, el  7 de noviembre de 1806.
Frustrada la tentativa de Popham de tomar Montevideo, los invasores se apoderan de Maldonado con asombrosa facilidad el 20 de Octubre de 1806. Hacen allí un horroroso saqueo y durante tres días y tres noches cometen desmanes y atropellos de toda índole contra la Religión Católica, la moral, la libertad y las propiedades de los pobladores.
Antiguo mapa francés, usado por los ingleses, donde se puede apreciar la ubicación de Maldonado
Al ser informado del asalto a Maldonado, el virrey Rafael de Sobremonte, de acuerdo con Pascual Ruiz Huidobro, organizó un cuerpo de tropas al mando del teniente de fragata Agustín Abreu Orta, con el fin de combatir a los ingleses. Se sabía la escasez de víveres sentida en el campo inglés y se sospechaba que se internarían en el país en busca de ellos. En efecto, un destacamento inglés de 1.000 infantes y 200 hombres de caballería habían salido días atrás de Maldonado con rumbo al Sauce. No hallando en aquella dirección todo lo que deseaban, enderezaron sus marchas hacia el pueblo de San Carlos, al que también se encaminaban las tropas del país en cumplimiento de su misión. Estas consistían en 100 dragones, 100 voluntarios de la frontera de Córdoba, un escuadrón de voluntarios de Montevideo y 85 más capitaneados por Bernardo Suárez que se les incorporaron en el camino. El 6 de noviembre se presentó Abreu a inmediaciones de San Carlos (en la loma de Ortiz), donde el enemigo esperó el ataque poniendo su caballería a vanguardia. Abreu destrozó a ésta, y precipitándose sobre la infantería que la apoyaba, el combate se trabó a la bayoneta entre los voluntarios de a pie y los ingleses. En lo más reñido de la pelea cayó mortalmente herido Abreu y el capitán de dragones José Martínez al tomar el mando como segundo jefe, corrió igual suerte. La situación se tornaba dramática para los orientales, pero en ese momento la fuerza invasora tocó retirada y abandono el campo para ir a encerrarse dentro de la ciudad de Maldonado. En reemplazo de Abreu y Martínez fue investido con el mando de la pequeña división, el teniente coronel José Moreno, quien inmediatamente puso por obra el sitiar la plaza donde se hallaba Sir Home Riggs Popham con todas sus fuerzas. 
Este episodio de la resistencia al invasor realizado por el pueblo de San Carlos que nunca llego a caer en poder de los ingleses, no ha sido debidamente estimado por los historiadores, que hasta ahora se han referido a él nada más que para citar los hechos objetivamente y no le han dedicado el análisis y la exaltación que merece tan extraordinaria defensa y el valor de aquellos habitantes que amaban a su Fe, a su Rey y a su Patria.
Los invasores al renunciar a la toma de San Carlos, y mientras se retiraban hacia Maldonado, repitieron los atropellos cometidos allí, siendo ahora las victimas de su saña los habitantes de la zona de chacras inmediata a San Carlos. Estos datos se encuentran en la documentación de la Parroquia de San Carlos, por ejemplo, en la partida de defunción de Don Tomas Pérez, muerto durante la incursión inglesa, el P. Amenedo, Cura Párroco, detalla que “los ingleses eran más de 800 con dos cañones de tren rodante” por lo cual si se ordenaran y consultaran los documentos parroquiales así como el detallado informe llevado día por día por el Padre Amenedo, podría hacerse la historia completa de esta defensa ejemplarizante. 
El bravo Abreu sale al frente de las milicias y de pobladores de San Carlos a enfrentar a los ingleses

El juego: 
Los virreinales disponen de los Voluntarios de Córdoba y los Voluntarios de Montevideo, milicias a pie y algunos pobladores de San Carlos. Los ingleses disponen de un batallón de infantería de 600 hombres, un escuadrón del 9th Ligths Dragoons y una batería de 6 libras de la Royal Horse Artillery. 
El modelado se realizó con las reglas napoleónicas que se utilizan habitualmente y en la mesa se trató de reproducir lo mejor posible el terreno donde tuvo lugar el combate. Las unidades de Voluntarios de Caballería se consideraron como milicias instruidas, la columna de infantería formada por milicias y pobladores de San Carlos se consideró como tropas de segunda clase. El modelo de la RHA representó a dos cañones de 6 libras y no a tres, como establece el reglamento. Todos los británicos se consideraron como muy veteranos, pero los Dragones fueron afectados por un -2 en el D10 de combate debido a las dificultades que encontraron para gobernar los caballos del país. Al respecto es interesante la opinión de quienes estuvieron en el campo, se conoce el siguiente relato: "... los Húsares Ingleses no saben manejar los caballos, comprobándose con hechos que acaecieron, y uno de ellos, que un solo Cordovés habiéndole faltado su espada por la guarnición, con sólo un rebenque revoleándolo éste, se libertó de que se le acercasen tres Húsares que le rodeaban; y también aseguran que los más de los sables, que no se rompían por en medio les faltaban por la espiga de la guarnición; y que si hubiesen llevado chuzas no hubiese quedado un solo Húsar con vida; por lo que se ha adoptado armar mucha gente con éstas. "

Los ingleses despliegan en la loma de Ortiz
Los ingleses desplegaron en la loma de Ortiz, frente a las afueras de San Carlos, Los dragones a la derecha enfrentando a los Voluntarios de Caballería, en el centro los cañones de la RHA y en la izquierda, formada en cuadro, estaba la infantería.  Los Voluntarios de Caballería desplegaron sobre la marcha mientras la columna de infantería apresuraba el paso para cortar distancias con el enemigo.
Los cañones ingleses abren fuego sobre los orientales
Abreu se lanzó a la carga sobre los dragones ingleses. El jefe de la columna de milicias de infantería y de pobladores de San Carlos trató de formar una línea con su gente y logro hacerlo aunque quedaron parcialmente desorganizados . 
Antes de chocar las caballerías, el cuadro inglés pudo hacer una descarga sobre los jinetes orientales pero no se detuvo la carga y se produjo el choque. Los Voluntarios de Caballería lograron hacer retroceder a los dragones ingleses.
¡Chocan las caballerías!

Los Voluntarios de Caballería logran hacer retroceder a los dragones ingleses
Mientras los Voluntarios triunfaban sobre los Dragones, la infantería oriental lograba hacer fuego sobre el cuadro inglés que sufrió algunas bajas. El resultado final fue, para mi sorpresa, el histórico, pues yo pensaba que ganarían los ingleses fácilmente, pero la derrota de los dragones ingleses precipitó la situación y la artillería se retiró siendo seguida inmediatamente por la infantería que había sufrido unas pocas bajas.
Ante la derrota de los dragones, la artillería inglesa se retira seguida por la  infantería .
¡se retiran los ingleses!
Los pobladores suben a la loma que antes ocupaban los ingleses ¡que viva el Rey Católico!
Fuentes
Las invasiones inglesas del Río de la Plata (1806-1807) Autor Carlos Roberts Editorial Emece
Artículo de Alberto Moroy: http://viajes.elpais.com.uy/2012/12/07/san-carlos-heroica-y-desconocida/

14 comentarios:

  1. De belles charges, un superbe carré et de magnifiques figurines (avec une préférence pour la guerilla pour ma part)...très joli compte-rendu! Salutations de France!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merci beaucoup Phil, comme toujours très sympathique. Un gros câlin de l'extrême sud. Carlos

      Eliminar
  2. Maravillosas miniaturas, en un terreno muy interesante! Me gustó particularmente el bravo Abreu :) Gracias por compartir! Un saludo desde Portugal! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario tan amable. Carlos

      Eliminar
  3. Wonderful battle report with great pictures. I like the dark light in particular.
    Best greetings from Bavaria, my friend.
    Peter

    ResponderEliminar
  4. Dear Peter, thank you very much for your kind words. My media are precarious and do not have much time to devote to this activity, but so comforting messages like yours help me to keep going. Regards from the distant Argentine Republic.

    ResponderEliminar
  5. Lovely looking figures and clever dramatic lighting for your photos , well done.
    Chris
    http://notjustoldschool.blogspot.co.uk/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you very much Chris! I visited your blog and I've seen you do truly superb wargame tables. Cordial greetings, Carlos

      Eliminar
  6. Lamento introducir un comentario negativo: la fuente documental sobre la que se basa el juego (artículo de Moroy en el diario El Pais) ha cambiado la historia. La ubicación y acciones de las tropas no es la correcta, así como las denominaciones de las mismas.

    El combate del 7 de noviembre de 1806, Combate de la Loma, se desarrolló entre un contingente inglés que estaba en San Carlos aprovisionándose de víveres, de allí que ocupara la posición de altura, contra una carga de caballería española comandada por Abreu. El contingente español provenía de tropas del virreinato (Córdoba, Montevideo), Abreu salió de Montevideo el 2 de noviembre con 400 soldados y atacó la columna inglesa que estaba en San Carlos después de cruzar el Paso del Sauce: "cayó el valiente español mortalmente herido de una bala de fusil y otros cuatro soldados". El 11 de noviembre el Cura Amenedo Montenegro anotaría "di sepultura...a las entrañas del pecho y vientre del cadáver del Comandante Agustín Abreu que murió ayer de resultas de un valazo (SIC) y un sablazo en la cabeza que le dividió el casco en el combate...en la mañana del día siete (las citas y los datos son del Boletín Histórico del Ejército Nos. 255-258). Según las crónicas los ingleses que dominaban la altura se dispusieron en cuadro y los españoles cargaron en arco. Los ingleses, de 250 a 300 hombres, se retiraron a Maldonado, para volver al día siguiente a San Carlos con una fuerza de 800 hombres y dos cañones y registraron la villa de San Carlos en busca de otras tropas españolas sin encontrarlas. Amendedo Montenegro lo señala: "con motivo del combate de ayer entre unos y otros vinieron más de ochocientos con dos cañones de tren volante a registrar la Villa y sus inmediaciones por si hallaban al General y sus tropas...". En la oportunidad un vecino de San Carlos, Tomás Pérez, fue muerto a balazos "marido de María Huertas mi feligresa el cual ha muerto desgraciadamente de un valazo (SIC) o dos que le tiraron los ingleses esta mañana, por verle disparar de su casa al monte, pensando que era militar español...", anotó el Padre Amenedo Montenegro.
    En definitiva los hechos son los narrados: una comitiva española proveniente de Montevideo cargó contra ingleses instalados en San Carlos para aprovisionarse de víveres. Terminado el combate los ingleses se retiraron a Maldonado, para volver al día siguiente a revisar la villa en búsqueda de tropas. El único vecino de San Carlos muerto por lo ingleses fue, al decir del cura de San Carlos, Amenedo Montenegro, "por verle disparar de su casa al monte, pensando que era militar español...".

    "Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio" al decir de Juan Manuel Serrat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo muchas gracias por tomarse la molestia de ilustrarme tan detalladamente sobre los acontecimientos de este combate. Voy a leer más detenidamente su comentario y a contrastarlo con mis fuentes que no difieren de las que Ud. ha citado. Nuevamente muchas gracias y le mando un abrazo desde esta orilla que es parte de una misma Patria.

      Eliminar
  7. El Sr.Scasso me ha respondido por e-mail lo siguiente:"Quedo en contacto por cualquier duda.Puedo proporcionarle fuentes documentales, la más fidedigna es el diario del Padre Pedro Amenedo Montenegro.Lo fundamental es que los ingleses ocupan el alto con la villa de San Carlos a sus espaldas y los españoles cargan con fuerza de caballería desde el paso del arroyo hacia la altura. La descargas de fusilería del cuadro abaten a los jinetes que se dispersan. Los ingleses se retiran a Maldonado y retornan a San Carlos al otro día con una fuerza superior. San Carlos no fue ocupada pues no constituía un objetivo militar, y según la crónica del Padre Amenedo proveyó de víveres a los ingleses. Sí hay testimonios de la resistencia en Maldonado el 29 de octubre, de la emboscada a los ingleses y de la captura a sangre y fuego de la ciudad y de las violaciones y atropellos que sufrió la población civil. Quedo a sus órdenes."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Leandro, sus aportes han sido muy valiosos y le reitero mi agradecimiento. Conozco la fuente del Padre Amenedo, pero no había reparado en la circunstancia que Ud. señala: la segunda "visita" de los ingleses a San Carlos con un contingente de 800 hombres. Mi fuente principal es el Cnl.Juan Beverina un estudioso de las Invasiones Inglesas y el señala mas o menos lo relatado en el Blog destacando que el combate de San Carlos constituyo un escarmiento para los ingleses y que no volvieron por allí. Además también he encontrado información sobre la superioridad de los jinetes orientales sobre los Lights Dragoons. También he encontrado que el P. Amenedo tiene contradicciones e imprecisiones en su diario, tal vez sea esta una de ellas. De todas formas es el único combate a campo abierto en donde los virreinales obligaron a los ingleses a retirarse. Finalmente quiero manifestarle que me ha incentivado a ordenar mejor mis apuntes sobre el tema y leer mas detalladamente las fuentes que dispongo. Me despido reiterándole mi agradecimiento y si Ud. dispone de perfil de Facebook lo invito a unirse al grupo Sociedad de Historia Militar. Fraternal saludo.

      Eliminar